Creen que estos pequeños gestos pueden convertir la ciudad en un lugar atractivo, no sólo para venir de visita, sino para vivir.

La Asociación de Comerciantes y Hosteleros del Casco Histórico, Distrito 1 Toledo, ha puesto en marcha desde hoy una campaña para reivindicar la vida en el casco y movilizar a vecinos y negocios del barrio para que coloquen plantas y flores en terrazas y balcones. De esta forma pretenden que nuestras calles den una imagen de una ciudad más viva, más humana.

Esta campaña se va a promover por redes sociales y a través de whatsapp entre vecinos y otras asociaciones del casco, para llegar a la mayor cantidad de gente posible. Asimismo, se va a proponer a hoteles y restaurantes que sigan esta iniciativa, que sin duda llenará de color las calles del casco, en un momento en que necesita atraer de nuevo al público, tanto al que viene de visita, como al que viene para quedarse.

Con acciones de este tipo, la asociación pretende proporcionar una imagen diferente del casco histórico y demostrar que es un barrio en el que se puede vivir, en el que se puede crear una familia. Las flores y las plantas dan sensación de que las calles están habitadas y desde esta organización creen que al casco le falta mucho camino que recorrer en ese sentido. A muchas de sus calles les falta color, dan sensación de abandono y estos sencillos gestos pueden cambiar su aspecto de forma radical.

En declaraciones de la presidenta de la asociación, Carmen Zayas: “Queremos demostrar que el casco está vivo, que no es sólo un museo o un escenario de película, sino que en nuestro barrio también viven personas. En definitiva, que no es sólo un lugar al que venir de visita, sino que es un lugar acogedor para vivir”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *