Vuelven a incidir en la imperiosa necesidad de invertir dinero en vivienda pública y privada para atraer vida al casco

La Asociación de Comerciantes y Hosteleros del Casco Histórico, Distrito 1 Toledo, quiere mostrar su preocupación tras anunciar el Ayuntamiento de Toledo las inminentes obras de pavimentación de la calle Comercio o calle Ancha. Estas obras llegan tras la crisis del Covid-19, que ya ha provocado una merma en la actividad de muchos de los comercios y locales de hostelería del barrio, debido a la falta de turistas y de la disminución de visitas de toledanos y vecinos de pueblos aledaños.

Desde Distrito 1 Toledo consideran que estas obras pueden ser la “puntilla” a la difícil situación que atraviesan sus negocios. Creen que no son oportunas y que hacer un barrio atractivo para que toledanos y visitantes suban al casco histórico, no puede pasar por llevar a cabo unas obras de esa envergadura en este momento.

Por otro lado, la calle Comercio es una arteria principal del casco histórico y están seguros de que esas obras no afectarían sólo a esa calle, sino que también lo harían al comercio y locales de hostelería del resto del barrio.

 

Priorizar la mejora en otras zonas

Asimismo, tras compartir sus inquietudes con los vecinos, desde la asociación creen que existen otras zonas en las que es más urgente realizar obras de mejora, como algunas plazas o parques; el pavimento, en estos momentos, es el menor de los problemas urbanísticos que puede tener el casco.

Igualmente, apuntan que en la calle Comercio no es sólo necesario acometer obras en el pavimento; es mucho más urgente reformar sus edificios, ya que muchos de ellos están en muy mal estado y deberían ser rehabilitados, tanto para mejorar la imagen de la ciudad, como para evitar posibles accidentes en los viandantes. Los edificios están llenos de palomas y murciélagos creando también un problema de insalubridad.

Por último, recuerdan la imperiosa necesidad de invertir en vivienda pública y reactivar la construcción de vivienda privada en el casco. “Necesitamos que nuestro barrio vuelva a convertirse en un lugar atractivo para vivir, que no sea sólo un museo al que los turistas vengan a pasear. Debe ser un lugar donde el toledano quiera vivir y una ciudad en la que el turista quiera quedarse a dormir. Sólo de esa forma conseguiremos mantener vivo el casco y conseguir el barrio que todos queremos” apunta Carmen Zayas, presidenta de Distrito 1 Toledo.

Dirigir la inversión a otras acciones más urgentes

Debido a esto, los socios de Distrito 1 Toledo creen que la inversión que se va a utilizar para estas obras, se puede usar para otras acciones que de verdad mejoren la vida del casco, en un momento en que tanto lo necesita.

“Echamos en falta acciones que atraigan vida al barrio y que ayuden a conseguir que el casco no acabe con todos sus comercios y establecimientos cerrados”, lamenta la presidenta.

“Somos conscientes del esfuerzo que todos los negocios están haciendo para salir adelante, pero no podemos hacerlo solos. Necesitamos la colaboración de todas las administraciones”. Desde la asociación creen que, hasta el momento, las ayudas están siendo escasas, están llegando tarde y cuando llegan, no lo hacen para todos, muchas veces porque las condiciones que imponen las administraciones para acceder a ellas, las hacen inaccesibles para la mayoría de los comercios y pequeños negocios del casco.

Campaña para concienciar de la difícil situación que atraviesa el comercio y la hostelería del casco

Coincidiendo con el anuncio por parte del Consistorio de las obras en la calle Ancha, la asociación ha puesto en marcha una campaña en redes sociales con el objetivo de concienciar de la difícil situación que atraviesan los comercios y hosteleros del casco. La campaña consiste en una esquela donde se recopilan varios de los nombres de los negocios que han tenido que cerrar en los últimos meses y donde se apela a la necesidad de luchar por un “Toledo Vivo”.

Según Zayas: “No es algo nuevo, ya llevamos años denunciando que la falta de iniciativas por parte de las administraciones para dotar de vida al casco, están llevando al barrio al agónico cierre de sus negocios, y por consiguiente, a convertirlo sólo en una ciudad para turistas. No obstante, es evidente que la crisis del Covid-19 ha sido lo la gota que ha colmado el vaso para empeorar la situación”.

Por otro lado, desde la asociación apuntan que el Ayuntamiento ha fomentado estos últimos años un tipo de comercio que sin turistas no puede subsistir y que poco a poco ha ido vaciando las calles del barrio de otros visitantes. Asimismo, consideran que el impulso de negocios variados, además de crear una oferta comercial más atractiva, ayuda a que el tejido económico de la ciudad, y en concreto del barrio, sea más fuerte.

“Volvemos a reiterar que no queremos un casco que dependa únicamente del turismo; eso es un error que nos llevará a la desaparición, más tarde o más temprano. Queremos una apuesta firme de todos los grupos políticos en apoyo del barrio y un compromiso por parte del Ayuntamiento de que se van a llevar a cabo acciones verdaderamente eficaces a corto, medio y largo plazo”, ha solicitado la presidenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *